miércoles, septiembre 26, 2007

El Butoh y el Alma



Frente al MAC del Parque Forestal cerramos el seminario que dio la maestra Makiko Tominaga en la UDD.
Diez días de aprendizaje Butoh que me hicieron entender lo que es el teatro en su raíz.

Un medio para comunicarnos con el resto de la sociedad sirviendonos nosotros mismos como instrumento para ese fin.

"The most important thing is that i'm not important" decía ella recurrentemente. Y es verdad. El artista no es importante. Buscar el exito propio o la satisfacción personal es el modo errado de hacer arte. Somos un canal entre un bien superior y el resto del mundo. Y debemos tomar con humildad nuestro papel. Por eso no todos son artistas. El artista es como un templario que cuida el tesoro de la humanidad.

El Butoh se convierte en el modo ideal y fantástico de expresar nuestra propia alma y los sentimientos que la aquejan o que la subliman. Ver Butoh es ver almas.

domingo, septiembre 16, 2007

BUTOH

... texto extraído de la página www.danza-butoh.com.ar...
Hace poco más de treinta años Japón daba a luz una nueva concepción de la danza contemporánea. Una estética de vanguardia que nacía en un territorio impreciso entre Oriente y Occidente, entre la materia y el alma, entre el mundo del sueño y el ensueño: el Butoh o danza de las tinieblas.

Esta corriente artística que crearon e impulsaron los maestros japoneses Tatsumi Hijikata y Kazuo Ohno en la década del sesenta busca romper con modelos establecidos o estereotipos, con una poética que se caracteriza por ser portadora de una profunda filosofía de vida, que pone por sobre todas las cosas la esencia del ser humano y su necesidad de expresión.

Si bien sus raíces se encuentran en las más antiguas tradiciones folklóricas japonesas (Teatro Kabuky - Teatro Noh) la Danza Butoh reconoce influencias de movimientos europeos de la posguerra, como el dadaísmo y el surrealismo, pero especialmente del expresionismo alemán.

El Butoh traspasa la voluntad de la razón para entrar en el arte del mundo mágico. El Butoh no adopta como método de expresión artística el cubrir el cuerpo con la forma. El cuerpo es de por si forma; captar la forma, haciendo brillar tal como es la fuerza de la vida, su belleza y fealdad, es la base del Butoh.

Etimológicamente el termino viene de "BU" (enterrarse con los pies) y "TOH" (para poder volar con los brazos). Esta idea aporta a Occidente una perspectiva diferente, un punto de vista "donde los pies y las manos se puedan juntar, pero por dentro, no por fuera. Es ir a favor de la gravedad yendo al mismo tiempo ir en contra. La idea es romper con la "belleza", con la idea del "yo". Es el anti "yo", el anti "show".

Gustavo Collini Sartor es fundador en Italia del "Teatro delle Immagini", recorrió el mundo siguiendo a su maestro Kazuo Ohno, uno de los creadores de esta disciplina. En su libro Kazuo Ohno, El último emperador de la danza, Collini Sartor sostiene que los temas que abarca el Butoh son infinitos. Los modos de encararlos también, ofrecen una variedad caleidoscópica.

Las memorias de la infancia, la fertilidad de la tierra, figuras de salvajes primitivos, de dioses o de monjes budistas, cadáveres en movimiento, antiguas estrellas de cine o bailarines flamencos, constituyen algunas de las expresiones que el Butoh puede llegar a concretar, siempre manejando con extremo rigor la estética de lo inesperado.

El Butoh es una vanguardia que crea, con imágenes de pesadilla, una danza donde los movimientos se eternizan en estampa y los contenidos alcanzan la densidad expresiva de verdaderas esculturas cinéticas.




como regalo, encontré en youtube estos videos que ojalá que les gusten. Tán sólo fíjense en la calidad de movimiento.