lunes, septiembre 11, 2006

ARTAUD Y LAS SERPIENTES


(Fragmento de "El teatro y su doble")

"Propongo recobrar por medio del teatro el conocimiento físico de las imágenes y los medios de inducir al trance, como la medicina china que sabe qué puntos debe punzar ene l cuerpo humano para regular las más sutiles funciones.
Quien haya olvidado el poder de comunicación y el mimetismo mágico de un gesto puede instruirse otra vez en el teatro, pues un gesto lleva su fuerza consigo y porque hay además seres humanos en el teatro para
manifestar la fuerza de un gesto.
Hacer arte es quitarle al gesto su poder de resonancia en el organismo; resonancia que (si el gesto se hace en las condiciones y con la fuerza requeridas) incita al organismo, y por medio de él a la individualidad entera de adoptar actitudes en armonía con ese gesto.
El teatro es el único lugar del mundo y el único medio general que tenemos aún de afectar directamente al organismo, y; en los períodos de neurosis y de sensualidad negativa como la de hoy nos inunda, de atacar esa sensualidad con los medios físicos irresistibles.
La música afecta a las serpientes no porque les proporcione nociones espirituales, sino porque las serpientes son largas y se enroscan ligeramente en la tierra, porque tocan la tierra con casi todos os puntos del cuerpo, y porque las vibraciones musicales que se comunican a la tierra las afectan como un masaje muy sutil y muy largo; y bien, propongo tratar a los espectadores como trata el encantador a las serpientes, llevarlos por medio del organismo a las nociones más sutiles."



No hay comentarios.: